SIGENOS TAMBIÉN EN:

Translate

miércoles, febrero 11, 2015

Nace la primera niña en la familia en 200 años

«Cuando Mark y yo nos conocimos, me dijo que nadie en su , durante cinco generaciones, había tenido una niña. Me advirtió que las posibilidades de que tuviesemos una hija, eran extremadamente remotas» relata Hanna, la  de la recién nacida.
El  que Myla llegó a , no faltaba  alguno para recibir a la pequeña. Un mar de color rosa la estaba esperando: globos, girlnaldas, peluches, tarjetas... Lo que parecía ser un nacimiento como otro cualquiera, se convirtió en un acontecimiento que la familia Lawrie recordará toda la vida, informa «The Daily Mail».
«Cuando Mark y yo nos conocimos, me dijo que nadie en su familia, durante cinco generaciones, había tenido una niña. Me advirtió que las posibilidades de que tuviesemos una hija, eran extremadamente remotas» relata Hanna, la madre de la recién nacida.
Mark tenía ya dos hijos fruto de otra relación, Ben, de nueve años, y Zac, de siete. Precisamente por ello, cuando la mujer tuvo su primer niño, en 2012, no fue una sopresa para ninguno de los dos.
Hannah dejó de lado el romanticismo y consultó a diversos médicos y especialistas qué hacer para poder fecundar una niña. Le informaron que las relaciones sexuales antes de la ovulación, en lugar de durante, suelen aumentar la probabilidad de concebir una chica por lo que no se lo pensó dos veces y llevó la recomendación al pie de la letra.
A los pocos días se quedó embarazada pero bajo el convencimiento de que estaba esperando otro niño. La pareja incluso preparó todo para cuando naciera el bebé. Compraron una cuna y coches y camiones de juguete azules y verdes.
Hannah ha sido siempre muy cercana a su madre y, aunque admite «adorar a los niños», pedía pasar por una situación similar algún día.
A los cinco meses llegó la sorprendente noticia, estaban esperando una niña. «No me lo creía, pregunté varias veces al ecografísta si estaba seguro», admite la mujer de Mark.
«Mark no paraba de llorar, estabá emocionado y seguro de que era un regalo de su padre que, por desgracia, falleció pocos meses antes de yo quedarme embarazada» relatá tambien Hannah
.
Con tres hermanos mayores, Myla va a estar protegida siempre. La madre asegura que todos son muy protectores pero especialmente Mason, su primogénito, que obliga a todas las personas que cogen en brazos a su hermana a meterla en la cuna inmediatamente.
La mayor preocupación de Hannah ahora es que su hija, dado sus ascendientes, salga poco femenina. Su marido se burla de ella pero ante la duda, ya tiene planeado apuntarle a clases de ballet en cuanto cumpla los dos años.
La mujer de Mark nunca sabrá su truco de ovulación fue la clave para tener una niña. Pero, ya sea por suerte o por ciencia, la leyenda de los 200 años sin chicas de la familia Lawrie, ha terminado.
Fuente: ABC
AJV
via/informe21.com