SIGENOS TAMBIÉN EN:

Translate

jueves, enero 08, 2015

Esta pareja pesa 343 kg entre los dos, su peso es tan elevado que el gobierno tiene que mantenerlos pues no pueden trabajar.
Reciben unos $ 3.000 dólares al mes, mismo que les ayudaron a pagar su boda. Con todo, culpan al gobierno de su situación, pues según dicen se les ha negado las solicitudes de trabajo por su condición física y con las pensiones les facilitan la existencia.


Steve Beer, de 45 años, pesa 197 kg y su compañera Michelle Coombe, de 43 años, 146 kg. Son de Plymouth, Devon, donde el 60% de los adultos tienen sobrepeso.
El Sr. Beer lleva 5 años sin trabajar, vive confiando en que dos veces al día llegarán cuidadores para limpiarlo y vestirlo, lo único que tiene que hacer es mantener su peso y dejar que los contribuyentes sigan pagando por él.
La pareja fue filmada por los fabricantes de un documental llamado Beneficios: demasiado gordo para trabajar, que trata de los solicitantes de prestaciones que reclaman que su peso les impide trabajar.
Su argumento es: “No creo que me merezca los beneficios”, y agregó: “Estoy tratando de ordenar a mí mismo”, aunque cree que el prejuicio hacia la gente con sobrepeso los empuja de muchas maneras a vivir como lo hacen.
Curiosamente, han tratado de bajar para que los trajes de boda les queden a la hora de su unión matrimonial.
La pareja se encuentran entre 12.000 personas que recibieron subsidio por discapacidad el año pasado debido a que tienen enfermedades metabólicas (obesidad, diabetes y presión arterial alta en combinación).
El Departamento de Pensiones y Trabajo aseguró que no era el sobrepeso lo que los hacia candidatos para la pensión si no las secuelas que este les genera a largo plazo. Y según explica Daily Mail se están haciendo reformas para que los programas beneficien a los más necesitados.
¿Qué te parece?
via/planetacurioso.com