SIGENOS TAMBIÉN EN:

Translate

domingo, enero 11, 2015

Da a luz una hora después de enterarse de su embarazo

Una joven se ha llevado la sorpresa de traer al mundo a una niña perfectamente sana, de la cual no tenía la más mínima sospecha. Al nacer, Ellie pesó 10 libras y 2 onzas, pero su propia  no sabía exactamente qué se escondía dentro de su vientre.
"El martes por la mañana me desperté con un dolor muy fuerte en la parte baja de la espalda", declaró Katie Kropas a la cadena WBZ-TV.
Socorrida por los servicios de emergencia, en el South Shore Hospital a Kropas le informaron que estaría de parto en unos pocos minutos pues, la causa de su dolor, era nada menos que un embarazo a término.
"Me enteré a las 10:15 y a las 11:06 ya estaba conmigo", apuntó.

Su sorpresa se justifica con el hecho de que durante nueve meses esta madre nunca sitió ningún síntoma extraño que la alertada sobre su estado.
"Pensé que había ganado un poco de peso durante esta Navidad, pero nunca pensé que estaría embarazada. Nunca", puntualizó.

De acuerdo con un reporte de CBS Boston, se trataría de un embarazo “críptico”, en el que la madre niega  el tiempo su condición o simplemente no percibe ningún síntoma que la ponga en estado de alerta.
Esta sorpresiva llegada al mundo de un ser humano es precisamente el objeto central de un programa de televisión titulado “Yo no sabía que estaba embarazada”, con altos índices .
de
Puedes visitar más noticias insólitas
Según la Dra. Kim Dever, responsable de la sala de Obstetricia y Ginecología en el South Shore Hospital, no es la primera vez que le hacen frente a un parto  en esa instalación médica.
"Hacemos unos 3.500 nacimientos al año –apuntó la especialista--, y probablemente veamos esto un par de veces.”
Al decir de la doctora, este fenómeno suele producirse cuando la madre es de complexión robusta o tiene mucho peso; también cuando hay irregularidad en el ciclo del periodo menstrual o cuando los movimientos del bebé se le hacen imperceptibles debido al lugar en que se ha situado la placenta.
La  de la bebita, Karen Kropas, aseguró por su parte que como mujer nunca percibió síntomas en su hija que delataran un embarazo escondido.
Según un estudio británico citado por CBS, uno de cada 2.500 embarazos se produce con este toque de sorpresa para la madre y para el resto de la familia.

En septiembre de 2012, Lynette Pearce, una soldado británica de misión en Afganistán, dio a luz un hermoso varón en el campamento Bastión, al sur de ese remoto país y en medio de la habitual tensión propia de su oficio, según relató en su momento el diario The Telegraph.
Acostumbrados a tratar heridas de guerras, los médicos militares del ejército británico tuvieron que asumir un inaudito papel de ginecólogos, obstetras y neonatólogos, apenas unos días después de un ataque talibán a esa instalación militar en el que murieron dos soldados.
Fuente: Yahoo
AJV
fuente/informe21,com