SIGENOS TAMBIÉN EN:

Translate

martes, mayo 14, 2013


Le diagnosticaron muerte inminente, renunció a todo y era un error

Un juez ordenó que el Centro Médico Fort Harrison pague casi 60.000 dólares a un hombre de Winston, Virginia, al que le diagnosticaron equivocadamente un cáncer cerebral, a la vez que le dijeron que le quedaban unos pocos meses de vida.
Un juez ordenó que el Centro Médico Fort Harrison pague casi 60.000 dólares a un hombre de Winston, Virginia, al que le diagnosticaron equivocadamente un cáncer cerebral, a la vez que le dijeron que le quedaban unos pocos meses de vida.
El juez del distrito, Donald Molloy, escribió que la angustia que sufrieron Mark Templin y su familia fue causado por negligencia del Dr. Patrick Morrow al brindar el diagnóstico en 2009.
La decisión del magistrado destacó que durante los meses en que Templin creía que iba a morir renunció a su trabajo, vendió su camioneta y celebró su "último" cumpleaños, aparte de pagar un servicio fúnebre y contemplar la posibilidad de suicidarse. Incluso su yerno ya había construido una caja para las cenizas del infortunado paciente.
El Independent Record informa que como Templin comenzó a sentirse mejor, se hizo nuevos análisis que determinaron que había sufrido varios pequeños derrames cerebrales.
"Es difícil poner precio a la angustia de un hombre que fue convencido, erróneamente, de su muerte inminente", escribió Molloy. Y agregó: "el señor Templin vivió 148 días... con la equivocada impresión de que se estaba muriendo de un cáncer cerebral con metástasis".
via/informe21