SIGENOS TAMBIÉN EN:

Translate

lunes, abril 15, 2013


''Harta del acoso''

Emma Burton, acosada durante años, bajó su peso a la mitad

Una madre de dos niños que durante toda la vida luchó con su obesidad, sorprendió a quienes solían burlarse de ella al bajar su peso más de la mitad. Emma Burton es una inglesa de 22 años que fue acosada durante años debido a su tamaño: llegó a pesar 170 kilos.
Pero ahora la estudiante ha tenido la última palabra, después de bajar más de la mitad de su peso corporal. Hoy la balanza marca solo 69 kilos.
Emma contó que "fui intimidada horriblemente desde que tenía 10 años hasta que terminé la secundaria. Todos en la escuela me decían ‘La Burtonator’, porque decían que era parecida a Terminator”.
"Sufrí acoso verbal y físico durante años. Era tan malo que siempre buscaba faltar a la escuela para evitar las burlas.”
"Pero desde que bajé de peso, he notado que algunas de las chicas que habían hecho de mi vida un infierno, ni siquiera me reconocen”, señaló. "La mejor sensación del mundo para mí fue presentarme ante ellas y ver cómo se les caían las mandíbulas hasta el suelo al verme y saber quién era”.
“No podían encontrar las maneras suficientes de disculparse por cómo me trataron. Pero todos estamos crecido, y yo he perdido peso para mí y para mis hijos, no para ellas."
“Comía porque era lo único que me hacía sentir mejor. Mis padres trabajaban mucho y yo me tenía que cocinar para mí sola por las noches, por lo cual terminaba pidiendo un delivery o haciendo algo rápido en el microondas. Realmente no sabía lo mal que estaba haciendo”, narró. “No tenía idea del control de las porciones ni de la cantidad de calorías que consumía.”
El punto de inflexión se produjo después de haber tenido a sus dos hijos. Entonces se decidió a bajar de peso para poder ser una madre más feliz y más activa.
Después de tener a su primer hijo en 2009, Emma comenzó una dieta, y luego de quedar embarazada de nuevo en 2011, luchó para mantener su peso.
Su segunda hija llegó en enero de 2012, y entonces la dieta seria realmente comenzó.
"Bajé varios kilos nada más tratando de reducir la comida chatarra que consumía, pero me resultaba difícil mantener la motivación”, indicó. “Entonces busqué en Internet distintos planes, y me decidí por uno que parecía que iba a funcionar para mí”.
Emma siguió el plan de pérdida de peso Cambridge cuando sus médicos le dijeron que era seguro hacerlo. Esta dieta busca adelgazar comiendo solo sopas y batidos durante un período determinado de tiempo, antes de volver a introducir poco a poco alimentos "reales" de una manera medida.
Para el primer cumpleaños de su hija, Emma había logrado lo que pensaba imposible: entrar en un vestido de fiesta que le gustaba.
“Bajé de peso muy rápido, y una vez que empecé, fue fácil seguir”, contó.
“Yo solía sentirme tan avergonzada de que me vieran otras personas, que evitaba salir de mi casa. Ahora me encanta ir de compras, me encanta ir de paseo con mis hijos y no quedarme sin aliento”, señaló.
"Mi familia y amigos están muy orgullosos de mí”, dijo. "Quiero dar esperanza a otras personas que están luchando con su peso, y hacerles saber que todo es posible."
Fuente: Contexto.
via/imforme21